GRAN RECOGIDA DE ALIMENTOS,
UN LUSTRO DE SOLIDARIDAD CON MAYÚSCULAS

En el año 2013 arrancó la primera Gran Recogida de Alimentos celebrada en todo el territorio nacional y organizada por la Federación Española en conjunto con sus 56 Bancos de Alimentos asociados.

LLEGA LA III GRAN RECOGIDA DE ALIMENTOS, MÁS FÁCIL, RÁPIDA Y CÓMODA

  •  El objetivo es recoger más de 21 millones de kilos con la ayuda de 110.000 voluntarios en toda España
  • Una App para móvil y un SMS solidario facilitarán más donaciones

Por tercer año consecutivo y ante las necesidades alimentarias de miles de familias españolas que aún siguen sin resolverse, la Federación Española de Bancos de Alimentos, junto a los 55 bancos que la integran, celebrará bajo el lema “El hambre sigue ahí” la III Gran Recogida de Alimentos los días 27 y 28 de noviembre en todo el país prolongándose también hasta el 29 en Madrid.

Motivados por el éxito de las dos anteriores campañas, que alzaron a la población española como la más solidaria de Europa al superar con creces las cifras de las recogidas anuales de países como Italia, Francia y Portugal, el objetivo de la Gran Colecta de este año es superar los más de 21 millones de kilos de alimentos no perecederos obtenidos en la pasada edición.

Para alcanzar esta meta, los Bancos de Alimentos precisarán, además del generoso apoyo y la difusión que ya en ediciones anteriores tuvo la iniciativa en los medios de comunicación sin distinción, de la siempre desinteresada implicación de su principal motor: los voluntarios. En esta ocasión, se necesitarán 110.000 voluntarios que de forma altruista dediquen 4 horas de su tiempo a motivar al público a hacer sus donaciones e informarles sobre el tipo de alimentos que más se necesitan para la cesta básica. Estarán en los cerca de 10.100 puntos de donación que habrá habilitados en hipermercados, supermercados y tiendas de alimentación en todo el territorio nacional, donde los donantes podrán entregar sus alimentos, así como también en las mesas de recogida de un importante número de empresas, centros educativos y diferentes instituciones que se suman a la iniciativa.
 

La Gran Recogida cuenta este año además con varios aliados tecnológicos que hacen que para los donantes esta campaña sea más fácil, rápida y cómoda. El primero es una App de donación estrenada para el móvil, que se ha desarrollado no sólo para esta campaña sino que para utilizarse a lo largo del año. La aplicación, que está disponible para dispositivos Android y Apple en sus respectivas tiendas online, tiene una instalación  gratuita y sencilla. Con la App, el donante puede, con solo clic, realizar su aportación escogiendo entre un abanico de cestas de alimentos virtuales valoradas desde los 5 a los 25 euros o el importe económico que desee. Los pagos pueden hacerse a través de tarjeta de crédito o PayPal.

El segundo aliado para facilitar la donación es el SMS solidario de Vodafone habilitado. Por cada mensaje con la palabra “alimentar” que se envíe al número 28052, se realiza una aportación de 1,20 euros.

Esta Gran Colecta Anual de Alimentos se fundamenta en la necesidad y la solidaridad, sus dos pilares fundamentales. En la necesidad, porque como reza su lema “El Hambre sigue ahí” y aunque la Federación alcanza a ayudar a  más de 1.600.000 personas desfavorecidas y aumenta en un  20% su reparto anual de allimentos, en nuestro país existe una bolsa de pobreza que alcanza los 5 millones de españoles. Por otro lado, se fundamenta también en la solidaridad. Esencialmente en la del ciudadano, sin cuya generosidad para aportar su tiempo como voluntario y como donante de alimentos esta iniciativa sería imposible de llevarse a cabo. Pero también en la solidaridad de las numerosas empresas, cooperativas del campo, fundaciones e instituciones públicas y privadas que hacen donaciones en especie y desarrollan apoyos de voluntariado corporativo, así como la de las empresas de transporte de viajeros emitiendo gratis vídeos de motivación para la campaña y las de mercancía que ponen a disposición el transporte gratuito para todo lo que se recoge en la campaña y la solidaridad de las cadenas de distribución que realizan aportaciones específicas de alimentos no perecederos. Estas últimas realizan, además, un importante esfuerzo facilitando a los Bancos todo tipo de materiales y apoyándoles en la organización de la complicada logística de toda esta campaña de recogida que el pasado año supuso almacenar en un solo fin de semana el 18 % de lo que la organización consigue obtener en todo un año.